Películas para los amantes del Chocolate

Hoy es el Día Internacional del 𝗖𝗵𝗼𝗰𝗼𝗹𝗮𝘁𝗲. 🍫❤️
Se celebra desde 1995, en honor al nacimiento del escritor Roald Dahl, autor de Charlie y la Fábrica de Chocolate, también por el nacimiento de Milton S. Hershey fundador Hershey Chocolate Company.

El cine y el chocolate mantienen una relación apasionada, tanto por la presencia del chocolate en las películas, como por el placer de disfrutar de una película mientras se degusta un chocolate. A continuación, te mostramos nuestra selección de las mejores películas en las que el chocolate es protagonista destacado:

Willy Wonka y la fábrica de chocolate (1971)

En español conocida como Un mundo de fantasía, cuenta la historia de Willy Wonka y su fábrica de chocolate. Aunque en la actualidad, la versión de Tim Burton sea más conocida, esta versión cuenta con la participación de Roald Dahl, autor del libro original y con Gene Wilder como Willy Wonka. Admira esta obra maestra bajo el lema “Pure Imagination”, canción de la película y que te invita a soñar, porque “anything you want to, do it”.

Charlie y la fábrica de chocolates (2005)

Si sueñas con ríos de chocolate, sumérgete en la fábrica de Willy Wonka, protagonizada por Johny Depp, narra la historia de  Charlie Bucket, uno de los ganadores del ticket dorado escondido en las tabletas de chocolate Wonka.

Como agua para chocolate (1992)

Película mexicana basada en el libro homónimo de la escritora mexicana Laura Esquivel, ambientada en la epoca de la Revolución mexicana, narra la historia del amor imposible entre Tita y Pedro. Todo ello con la gastronomía como nexo de unión y metáfora de los sentimientos de los personajes.

Chocolat (2000)

Johnny Depp y Juliette Binoche nos llevan a Lansquenet, un pequeño pueblo francés donde la tradición y las apariencias condicionan el día a día de sus habitantes. Allí Vianne Rocher (Juliette Binoche) decide abrir una chocolatería que despierta las pasiones ocultas de los habitantes de Lansquenet.

Una película que te trasladará a un paisaje francés de cuento en el que despertar aquellas pasiones que socialmente nos invitan a ocultar, como el amor, el deseo o el placer.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *